Política
Económica
Social
Económica
..............................................................................................................................................
LAS DIFERENCIAS REGIONALES EN LAS TARIFAS ELÉCTRICAS
Publicado el 01/01/2006
Por Jorge Presman

LAS DIFERENCIAS REGIONALES EN LAS TARIFAS ELÉCTRICAS

 

En varios artículos ya publicados en Escenarios Alternativos se ha hecho referencia a las distorsiones que ha introducido en la economía la política tarifaria oficial en el área de los servicios públicos y en particular, en el sector energético.

Esto se ha traducido, por una parte, en la proliferación de crecientes subsidios a las empresas privadas en el transporte público, financiados a través de recursos provenientes de fondos fiduciarios, tema que ha sido motivo de recientes polémicas y denuncias. Por otra,  ha tenido como consecuencia la creación de situaciones y conductas irracionales desde el punto de vista económico, como es el caso de los combustibles, donde recursos relativamente escasos y no renovables resultan ser relativamente baratos. El gobierno actúa como si ignorara el rol del sistema de precios en una economía capitalista, sin importarle los efectos en la asignación de recursos que esta conducta provoca. En el caso particular del sector energético, con un escenario que muestra una oferta limitada, muy cercana ya a un nivel crítico, y una demanda creciente, se hace necesario actuar en lo inmediato sobre la demanda y la política oficial en este aspecto emite las peores señales con este sistema de precios.

El gobierno nacional ha defendido reiteradamente esta política fundamentándola con el argumento de “está defendiendo el bolsillo del pueblo”, pero ocultando la inequidad que significa el hecho de que al mismo tiempo que se beneficia justificadamente a los sectores de menores ingresos los sectores de ingresos altos  y medios-altos de la sociedad, que están en condiciones de pagar mayores tarifas, se beneficien injustificadamente del congelamiento del precio de sus consumos.

Sin embargo, existe otro aspecto que ha sido poco tratado y es el que se refiere a las desigualdades regionales que se verifican en el precio de algunos servicios. En particular, aquí se tratará el vinculado a las tarifas eléctricas. Para ello se ha utilizado la última información disponible para todo el país, correspondiente al trimestre mayo de 2005 – julio de 2005, y que tiene como fuente el informe realizado por el Departamento Técnico del Instituto Argentino de la Energía “General Mosconi” en base a datos de la Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA).

Los datos originales se han reelaborado a los efectos de poder visualizar las diferencias relativas de las tarifas eléctricas domiciliarias de las distintas provincias respecto a las vigentes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, área de elevado ingreso per cápita, donde el servicio es prestado por las empresas EDENOR y EDESUR. Los cuadros Nº1 al Nº5 muestran los precios pagados por los consumidores residenciales en pesos por KWH para niveles de consumo de hasta 30 KWH, 110 KWH, 200 KWH, 400 KWH y 800KWH, respectivamente.

En el cuadro Nº1, correspondiente a consumos residenciales de hasta 30 KWH, puede observarse que las tarifas de EDESUR y EDENOR son inferiores a las de catorce prestadoras provinciales del servicio. Se destaca el hecho de que la tarifa pagada por los usuarios en la provincia de Formosa es un 119,6 % superior a la de los usuarios de EDESUR; la de la provincia de Chaco la supera en un 73,3 %; la tarifa de La Rioja en un 72,1 %; y la de la provincia de Salta es un 61,0 % mayor a la de EDESUR.

Cuando se considera el tramo del consumo residencial de hasta 110 KWH solamente en la provincia de La Pampa la tarifa es inferior a la que corresponde a EDESUR (cuadro Nº 2), mientras que al pasar a niveles de consumo de hasta 200 KWH, 400 KWH y 800 KWH los usuarios residenciales de todas las provincias, excepto los correspondientes a EDELAP (Ciudad de La Plata), pagan una tarifa superior a la de EDESUR y EDENOR.

En efecto, para el consumo residencial de hasta 400 KWH (cuadro Nº4) en la provincia de Misiones se abona una tarifa que es un 198,4 % superior a la de EDESUR; en La Pampa es un 166,4 % mayor; mientras que en las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy y Formosa la tarifa supera a la de EDESUR en un 153,1 %, en un 109,1 %, en un 89,4 % y en un 89,3 %, respectivamente.

Las diferencias se amplían al considerar la tarifa del consumo residencial de hasta 800 KWH (cuadro Nº5). En este caso nueve empresas provinciales poseen una tarifa superior en más de un 200 % a la de EDESUR, entre las cuales se destaca la de la provincia de Misiones que la supera en un 295,9 %. Cabe señalar que estas diferencias tarifarias se verifican también para los usuarios comerciales donde, por ejemplo, la tarifa para consumos de hasta 200 KWH en la provincia de La Rioja supera en un 110,7 % a la de EDESUR.

Se ha pretendido en algunos casos atribuir estas diferencias regionales a las diferentes cargas impositivas provinciales y municipales que gravan las tarifas eléctricas. Es cierto que existe una importante variación de esa carga tributaria entre las distintas jurisdicciones, A modo de ejemplo puede señalarse que para el caso de la provincia de Salta los impuestos nacionales, provinciales y municipales superan a los que soporta la tarifa de EDESUR en un 134,8 % en los consumos residenciales de hasta 30 KWH; en un 158,0 %en los de hasta 110 KWH; en un 195,3 % en los de hasta 200 KWH; en un 284,8 % en los de hasta 400 KWH; y en un 354,4 % en los consumos residenciales de hasta 800 KWH.

Sin embargo, estas diferencias tributarias regionales sólo brindan una explicación parcial. Cuando se realiza una comparación de la tarifa sin impuestos en las jurisdicciones provinciales (cuadro Nº6 al Nº10), se observa que persiste un escenario tarifario en el que los usuarios de EDENOR y EDESUR se ven beneficiados respecto a los usuarios provinciales.

Así, por ejemplo, la tarifa sin impuestos del consumo residencial de hasta 30 KWH es en la provincia de Formosa un 117,1 % mayor que la de EDENOR y un 70,3 % en la provincia de Salta. En el consumo también residencial de hasta 110 KWH, la tarifa eléctrica sin impuesto en la provincia de Neuquén supera a la de EDENOR en un 81,9 %, a la de Formosa en un 69,4 %, a la de Salta en un 52,0 % y es mayor a la de Jujuy en un 50,2 %. Estas diferencias se acentúan en los consumos residenciales de hasta 400 KWH y 800 KWH que están asociados a familias de mayores ingresos. Para estos niveles de consumo, por ejemplo, la tarifa eléctrica sin impuestos en la provincia de Misiones es un 218,6 % y un 324,1 % mayor que la de EDENOR, respectivamente.

Las diferencias regionales en las tarifas eléctricas se evidencian también claramente si se confrontan los valores del período analizado y el PBI per cápita provincial. En el cuadro Nº11 se muestran las tarifas para consumo residencial de las categorías de hasta 200 KWH y 400 KWH y el PBI per cápita provincial, tomando como base 100 las tarifas de la empresa EDESUR y el PBI per cápita de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el caso de los consumos de hasta 200 KWH se observa que los usuarios de la provincia de Chaco pagan 83,3 % más que los de la empresa EDESUR, siendo el PBI per cápita de esa provincia un 65,1 % inferior al de la Capital Federal. Para esa misma franja de usuarios los de Formosa y Misiones abonan una tarifa superior en un 70,0 % y 74,7 % a la de EDESUR, cuando el PBI per cápita de esas provincias es sólo el 28,7 % y el 27,1 % del correspondiente a la ciudad de Buenos Aires, respectivamente.

Cuando la relación entre tarifas eléctricas y PBI se analiza para consumos de hasta 400 KWH las asimetrías se incrementan: en la provincia de Chaco abonan un 153,1 % más que en Capital Federal, mientras que en Misiones y Formosa resultan ser un 89,3 % y un 198,4 % más altas.        

En síntesis, es posible concluir que los usuarios residenciales de una jurisdicción de elevado ingreso per cápita, como es la ciudad de Buenos Aires, abonan por el servicio de energía eléctrica una tarifa inferior a la de la mayoría las jurisdicciones provinciales, incluidas muchas de las provincias argentinas de menores ingresos. Y esta brecha tiende a ampliarse, ya que en los últimos meses seis provincias aplicaron aumentos de tarifas para todas las categorías de clientes, incluidos los residenciales, y otras cuatro han decidido adoptar igual medida. En efecto, la provincia de Tierra del Fuego aprobó un aumento del 25 % promedio; Salta incrementó en marzo las tarifas eléctricas en un 21 %; en la provincia de Buenos Aires las empresas EDEN, EDES, EDEA y las cooperativas eléctricas fueron autorizadas a aplicar aumentos de entre el 15 % y el 17 %; en Mendoza se aprobaron aumentos del 12,9 % para las tarifas residenciales y del 14,7 % para las comerciales e industriales; en Río Negro y San Juan el incremento fue de un 4 % y un 3 %, respectivamente. A esto debe añadirse que las provincias de Formosa, Catamarca, Chaco y Santa Fe, tienen previsto ajustar sus cuadros tarifarios en los próximos meses.

 

 

Buenos Aires, julio de 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

..............................................................................................................................................
ArchivoRecomendarImprimirVolver
..............................................................................................................................................


Desarrollo Hosting Diseño